Skip navigation

-Esta planta se está perdiendo, se la tengo que llevar a Mamá Isabel. -Decía una nieta ya adulta.

Así lo hacíamos y a los pocos días nos la devolvía milagrosamente llena de vida.

-¿Pero qué le has hecho Isabel?

-Yo nada, ponerla en el patio, en su sitio.

Nada más y nada menos.

Descansa en paz Isabel, la de Los Carboneros, la esposa del Serna.

Anuncios

One Comment

  1. Bonita historia. Te doy mi pésame.


Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s

A %d blogueros les gusta esto: